29-31 MARZO 2022
BARCELONA - CCIB

Entrevista a Rafael Pulido, Services Solutions Business Drive de Tetra Pak

¿Cómo visualiza el futuro de las plantas industriales con todas las tecnologías de la industria 4.0 que ya hay a nuestro alcance? Nos referimos al impacto de la Inteligencia Artificial, el IoT, la Ciberseguridad, la Analítica de Datos o el Digital Twin, por nombrar solo algunos, en los procesos de producción.

En Tetra Pak vemos la digitalización y la innovación como un motor fundamental de crecimiento, por lo que no concebimos el futuro de las plantas industriales sin la introducción de esas nuevas tecnologías que modernicen la cadena de suministro. Ya hoy en día, la tecnología permite ser más eficiente en la gestión de recursos, reducción de costes de explotación, mejora de la calidad, seguridad alimentaria y flexibilidad, -aspectos que reclama la industria alimentaria-. Además de ayudarnos a afrontar cuestiones como la sostenibilidad o el respeto al medio ambiente.

El mundo cambia a pasos agigantados y los retos de la digitalización y de la industria 4.0, sin perder de vista la Economía Circular, son oportunidades que tenemos que afrontar dentro de una estrategia clara y bien estructurada. De ahí que sea fundamental escoger una buen partner para éste “viaje”. Por otro lado, habría que empezar por algo sencillo: por la base, e ir incorporando soluciones y tecnología a la cadena de suministro. En este sentido, Tetra Pak está trabajando para convertirse en un partner de referencia en el sector alimentario, con una oferta mejorada de productos y servicios para nuestros clientes.

“La tecnología permite ser más eficiente en la gestión de recursos, reducción de costes de explotación, mejora de la calidad, seguridad alimentaria y flexibilidad, -aspectos que reclama la industria alimentaria”

En Tetra Pak apostamos por “La fábrica del futuro”, que conjuga soluciones de producción industrial innovadoras con herramientas digitales que convierten a nuestros envases en un canal digital único con el consumidor final. Así, con el lanzamiento de una plataforma para envases conectados, la creación de programas de evaluación energética, herramientas de gestión de calidad, la trazabilidad, el análisis de la información y una plataforma digital de formación continua del personal de fábrica, permitimos a nuestros clientes avanzar en la optimización de la eficiencia y productividad en el proceso, llenado y envasado de alimentos.

Se dice que la digitalización y una mayor automatización ayudarán a una mejora de la productividad en cualquier industria. ¿Qué herramientas se utilizarán para conseguirlo?

Han pasado menos de 10 años desde que se empezó a utilizar el término “Industria 4.0” y, hoy ya hay quienes hablan de “Industria 5.0” para referirse a una nueva revolución. Las transformaciones tecnológicas se suceden en plazos de tiempo cada vez más cortos, por lo que es difícil determinar qué herramientas concretas se estarán utilizando a medio plazo para conseguir una mayor competitividad. Lo que sí está claro es que la integración de sistemas y equipos, transferencia y análisis de la información, la digitalización de actividades y automatización de procesos tendrán, cada vez, un peso mayor.

Por citar algunos ejemplos, desde Tetra Pak vemos que la cadena de valor se está ya transformando en busca del contacto directo con el consumidor e incrementándose la competencia vertical: antes solamente los distribuidores vendían directamente al consumidor; hoy en día, con las nuevas tecnologías, cualquiera puede acceder al consumidor directamente, desde el productor de la materia prima o el fabricante, hasta los nuevos distribuidores on-line.

Otro aspecto clave de la digitalización es que nos permite interactuar más con los consumidores, obteniendo información en tiempo real o mejorando los procesos de cadena de suministro o abastecimiento. En la industria del envasado, podemos poner como ejemplo los nuevos envases inteligentes y personalizados, en los que en Tetra Pak somos pioneros. Estos permiten una interacción con el consumidor mucho mayor, conectándolo con la marca, además de proteger el producto y dar trazabilidad a los fabricantes a lo largo de toda su cadena de distribución.

Además, a través de sensores e instrumentación en los equipos, podemos reunir datos que nos guían en el ahorro de costes de explotación, el aumento de la productividad, de la flexibilidad y la calidad. Así como optimizar unas de las actividades más complejas en las fábricas como son los planes de mantenimiento. Cambiando los mantenimientos correctivos y preventivos a mantenimientos predictivos que se anteponen al fallo del elemento.

Importantísimo también aplicar conceptos, dispositivos e infraestructuras encuadradas dentro de las políticas de Ciberseguridad en plantas industriales, haciendo la conectividad entre sistemas un camino seguro y controlado de la información. Y dando la posibilidad de la conexión remota segura de técnicos especialistas de Tetra Pak para resolver online cualquier problema en los procesos, de forma ágil y rápida.

Por su parte, soluciones de automatización e integración, como Tetra Pak® PlantMaster, permiten una trazabilidad activa y completa del producto, desde la recepción de las materias primas hasta el envasado final.

¿En qué punto se encuentra la industria española en cuanto a implementación de la robotización y la automatización en las fábricas?

Las herramientas de digitalización y automatización están transformando la fabricación y la relación con los consumidores en todas las industrias. Muestra de ello es, por ejemplo, que las empresas, independientemente del sector, están demandando perfiles cada vez más especializados en nuevas tecnologías como inteligencia artificial, Big Data, robótica, base de datos, explotación de la información, block chain

En concreto, el sector de la alimentación es uno de los que mayor provecho ha sacado de esta nueva dinámica, avanzando de manera firme en la implementación de la Industria 4.0, la cual permite cumplir con las exigencias del mercado y de los consumidores, además de suplir necesidades globales como es el mejoramiento de la seguridad alimentaria, para evitar cualquier tipo de riesgo y para dar garantías a quienes regulan y acceden a los productos.

“Las empresas, independientemente del sector, están demandando perfiles cada vez más especializados en nuevas tecnologías como inteligencia artificial, Big Data, robótica, base de datos, explotación de la información, block chain…”

Nuestros clientes, cada vez más exigentes, están ya demandando funcionalidad y sostenibilidad, traducida en materiales de fuentes renovables, completamente reciclables, con el tapón unido, con pajitas de papel, etc., que satisfagan las necesidades del cliente actual y cumplan con las exigencias de la legislación. También demandan flexibilidad (órdenes de pedido más cortas, maquinarias capaces de llenar diferentes tamaños y formatos…) y diferenciación; así como diferentes técnicas de impresión, que les sirvan para posicionar y diferenciar sus productos frente a sus competidores. En este sentido, saben que la tecnología es clave para dar respuesta a estas necesidades de manera eficiente y con la máxima calidad, y sus fábricas evolucionan hacia un modelo más automatizado.

En resumen, el cambio ha empezado pero la transformación tiene que ser continua para que la cadena de valor se adapte a las necesidades del consumidor cada vez más exigente. Y beneficiándose por otro lado, de las ventajas de las nuevas tecnologías que aparecen y que igualmente se transforman.

¿De qué manera las nuevas tecnologías pueden ayudar a conseguir una industria más sostenible?

Las nuevas tecnologías son decisivas para revertir la situación medioambiental que vivimos y descarbonizar el modelo industrial actual.

En Tetra Pak, la innovación ya contribuye a los compromisos generales de la compañía para minimizar nuestro impacto ambiental en toda la cadena de valor. Respaldamos los objetivos de la Directiva de la Unión Europea sobre plásticos de un solo uso para reducir su impacto en el medioambiente e invertimos en innovación para desarrollar el envase para alimentos más sostenible.

Actualmente, contamos con un total de 5 centros de I+D. Nos esforzamos constantemente para mejorar la eficiencia energética, reducir el desperdicio de alimentos y minimizar el impacto en recursos como la tierra y el agua, para nosotros y para nuestros clientes. Y la tecnología aquí nos puede ayudar, aportando mediciones y eficiencias.

¿Quiénes serían para usted los referentes en innovación en la industria actualmente? ¿Por qué?

Hay muchos sectores en España que están demostrando grandes avances en innovación posicionándose entre los líderes mundiales. Más allá de la industria de la alimentación y bebidas, que tiene cierta inercia al cambio en comparación con otros sectores, podemos destacar, por ejemplo, el caso de las compañías energéticas y su inversión en I+D para dar con soluciones más responsables con el medio ambiente. Hoy en día, España es un país puntero en la producción de energías renovables.

Otro sector que merece nuestra atención a nivel de innovación es el sector sanitario. A pesar del golpe de la pandemia, España sigue siendo líder mundial en trasplantes y donación de órganos. Ahí, la tecnología juega un papel fundamental para la recogida de información y el tratamiento de datos.

“La introducción de nuevas tecnologías plantea numerosos retos a las compañías, especialmente a las pymes, que tienen que adaptar las estructuras existentes a los nuevos modelos y poner la tecnología al servicio de la productividad, la trazabilidad y la sostenibilidad, para no quedarse descolgadas y continuar siendo competitivas”

Pero mención también merecen otros sectores, como el del automóvil, innovando sobre el coche eléctrico y autónomo; las empresas de telecomunicaciones, transformando sus infraestructuras para poder manejar la información en 5G y en tiempo real; el sector bancario y seguros, dando cada vez más servicios digitales a sus clientes; o las plataformas de compra online, optimizando la logística y cadena de distribución.

¿Cuáles son los mayores retos todavía pendientes de las pymes industriales? ¿Por dónde les recomendaría empezar?

Ya hace años que la automatización y la digitalización están impactando en la industria española a todos los niveles. Pero, al mismo tiempo, esta introducción de nuevas tecnologías plantea numerosos retos a las compañías, especialmente a las pymes, que tienen que adaptar las estructuras existentes a los nuevos modelos y poner la tecnología al servicio de la productividad, la trazabilidad y la sostenibilidad, para no quedarse descolgadas y continuar siendo competitivas. Al respecto de esto, es muy importante el cambio de mentalidad empresarial y tener una visión a largo plazo de la empresa y de los mercados.

Durante la crisis, en muchos casos el principal objetivo era asegurar la producción. Pero es necesario dar un paso más. Invertir en tecnologías puede dar a las pymes la ventaja necesaria para acceder a nuevos mercados o, incluso, incrementar su producción. Al mismo tiempo, es necesario invertir en formación de personal, relacionado con los aspectos de tecnologías de la operación o ciberseguridad.

Además, cada vez es más evidente que una empresa que no sea sostenible, desde el punto medioambiental y social, acabará desapareciendo. En este camino, la inversión en nuevas tecnologías aplicadas a la sostenibilidad juega y jugará siempre un papel clave.