9- 11 ABRIL 2019
BARCELONA - CCIB

Cómo pueden prepararse las fábricas para la llegada de la Industria 4.0

Cómo pueden prepararse las fábricas para la llegada de la Industria 4.0
  • Autor: Advanced Factories
  • Wednesday 23 May, 06:00h

Las tecnologías que darán paso a la Industria 4.0 han llegado para quedarse. Ya empiezan a tener cierta pujanza en diversos sectores, como la industria química. Por descontado, en la dedicada a la fabricación de productos tecnológicos. Pero todavía quedan sectores en los que no han comenzado a implantarse. Es probable que sí lo hagan a corto plazo, y entonces la Inteligencia Artificial, la impresión 3D o el Big Data serán habituales en los procesos que se utilicen en su seno para la fabricación de productos.

Ante la llegada de estas y otras tecnologías, muchos responsables de estas fábricas y de las compañías que las utilizan no saben qué pueden hacer para prepararse para su llegada. Lo cierto es que la preparación de un plan y una estrategia adecuada puede allanar mucho el camino de cara a su implantación. Y para ello sólo necesitan tomar unas cuantas medidas previas

Qué medidas tomar para facilitar la llegada de la industria 4.0

Para que en una fábrica puedan implantarse las tecnologías que dan lugar a la llegada de la Industria 4.0 es aconsejable tomar varias medidas previas. Para empezar, hay que dar los pasos para comenzar a mejorar procesos. Así, cuando empiecen a utilizarse las nuevas tecnologías, tendrán ya lista gran parte del camino hacia la optimización de procesos. Para ello será necesario aumentar la inversión en varias áreas. Por ejemplo, en formación o automatización de procesos. También puede que en nuevos equipos hardware o en software. Los resultados llevarán no sólo a una reducción de costes y a una mejora de la producción y su calidad. También a mejorar la colaboración y comunicación entre las distintas secciones de la fábrica.

Otro de los pasos que se puede dar antes del desembarco de las tecnologías de la industria 4.0 es destinar tiempo a la prueba de las nuevas tecnologías que se vayan a implantar antes de hacerlo definitivamente. Es decir, anticipar su despliegue probando cómo funcionarán en las fabricas en las que se vayan a utilizar. Así se podrán corregir con tiempo los errores y problemas que puedan presentarse. Y si alguna no funciona como debiese y no es adecuada para una planta en concreto, no implantarla y utilizar mejor otra con la que sí se aprecien avances.

Prueba y error

Este sistema que acabamos de mencionar, el popular “prueba y error”, es uno de los pilares de la correcta implantación de las nuevas tecnologías. Para poder realizarlo además es posible que no sea necesario invertir mucho dinero. Muchos fabricantes de software, e incluso de equipos hardware, ofrecen un periodo gratuito de prueba de sus productos. Así, las empresas evitan pagar por sistemas y tecnologías que no les benefician.

Pero para que las pruebas de nuevas tecnologías sean eficientes también hay que poner en marcha en muchos casos otras mejoras. Por ejemplo, en la comunicación entre los distintos departamentos y secciones de la fábrica y la dirección. Con ellas se acelerarán y optimizarán los procesos de pruebas. También la adopción de los sistemas que sí resulten eficaces para la llegada de la Industria 4.0. Y en cualquier caso, hay que establecer un plan estricto para la adopción de las nuevas tecnologías y ceñirse a él.

Todo esto puede facilitar la llegada de las nuevas tecnologías a las fábricas de muchos sectores. Pero eso sí, para implantarlas no hay que olvidarse nunca de las necesidades de los clientes. El fin de la producción de la fábrica es proporcionarles los productos que éstos necesitan. Por lo tanto, el objetivo de la producción y su optimización debe ser siempre satisfacer sus necesidades.