3-5 MARZO 2020
BARCELONA - CCIB

Supply Chain: digitalización de equipos y productos

Supply Chain: digitalización de equipos y productos
  • Autor: Advanced Factories
  • miércoles 2 octubre, 08:42h

En el Industry 4.0 Congress de Advanced Factories 2019, contamos con la participación de Manuel Guerrero, Key Account Manager de Grupo Würth, que nos acompañó en la sesión sobre Supply Chain y digitalización. También hicimos un repaso a las principales formas de reducir costes con la optimización de carga de la mano de Federico Peiró, Sales Manager de BitMakers.

Hablamos de Pieza-C con Würth

Durante su sesión, Manuel Guerrero nos explicó los factores clave en la gestión de la Pieza-C, es decir, la pieza de menor valor que los clientes industriales compran y que a pesar de representar sólo el 5% del volumen económico de compra representa el 60% de los pedidos, 85% de los artículos y el 75% de los proveedores, lo que le supone al cliente destinar un gran volumen de recursos. En base a esto, Manuel explicaba que hay 3 factores clave a optimizar

Mejora de la gestión en la cadena de suministro

Revisar todo el proceso, pasos y personas implicadas en el proceso de compra

Mejorar la Gestión de la Cadena de Suministro

Ahorro de Costes en los procesos de gestión

La gestión de los pedidos de estas Piezas-C suponen muchas horas de trabajo de personal altamente cualificado para otras labores, y por ello es imprescindible reducir los tiempos de gestión de los mismos, ya que este personal puede aportar mucho más valor a la empresa empleando su tiempo en otras tareas
Ahorro de Costes en los Procesos de Gestión

Digitalización de los procesos

Aquí es donde juega un papel clave el servicio de digitalización y automatización, realizando un análisis del consumo de material mediante RFID, con lo que la reposición del material se realiza de manera automática y el cliente siempre dispone de stock

Digitalización de Procesos

13 formas de reducir costes con la optimización de la carga

1. Diseño del producto: La forma en que se diseñan los productos afecta la forma en que se enviarán, un cambio aparentemente insignificante en el diseño de nuestro producto puede ayudar a optimizar enormemente el envío (o a reducir su eficiencia).
2. Diseño de las cajas: La forma en que se empaquetan los productos afecta a la forma en la que se apilan en un palet, si utilizamos una caja más robusta, podemos conseguir mayor altura de almacenaje y transporte.
3. Orden de compra vs capacidad de transporte: Dimensionar los pedidos para conseguir cargas completos y mejorar la eficiencia del transporte.
4. Envíos perfectos: Minimizar el esfuerzo humano en pasos estándar para conseguir una máxima satisfacción del personal gracias a facilitarle sus tareas.
5. Planificación del transporte: Precisión en el espacio de carga requerido, sin sobredimensionar ni dejar espacios no utilizados.
6. Selección de cajas: Si calculamos correctamente el tamaño de la caja reduciremos costes, transportar aire es realmente muy costoso, trasladar muchas cajas pequeñas es más complejo que trasladar menos cajas de mayor tamaño…
7. Configuración de los palés: Podemos pensar que es mejor enviar menos palés, pero hay que tener especial cuidado con la forma en que se embala el palé.
8. Operadores de almacén: Reducir la dependencia respecto a la experiencia del personal de almacén y aprovechar las nuevas tecnologías.
9. Reglas de configuración de la carga
10.Estimación de costes de transporte: Predecir los costes de transporte gracias a las nuevas tecnologías
11.Pedidos inteligentes: Dimensionar el pedido en la entrada de la orden de venta, no realizar envíos de aire.
12.Distribución pesos y eficiencia en la carga: Garantizar la estabilidad de la mercancía y evitar desplazamientos de la carga durante el transporte.

En conclusión, con la ayuda de la tecnología podemos…

1. Mejorar 5% ‐10 % la utilización de los recursos de transporte
2. Reducir de 50%‐70% tiempos de planificación (comp. con proceso manual)
3. Mejora de la calidad de servicio y de los niveles de satisfacción de los clientes
4. Menos unidades de transporte, menor coste de transporte, reducción de las emisiones de CO2
5. Mejora en la calidad de los procesos de preparación, carga y envío
6. Reducir del riesgo de cargas que no se ajusten al espacio disponible y de envíos adicionales costosos
7. Reducir el riesgo de dañar mercancías
8. Empleados más felices = Mejores resultados