20-22 ABRIL 2021
BARCELONA - CCIB
El sector industrial se vuelca en la lucha contra el COVID19

Desde el comienzo de la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 hemos visto nacer una gran cantidad de iniciativas basadas en la Impresión 3D para colaborar en la fabricación de material sanitario y accesorios médicos. Mención especial cabe hacer también a los proyectos que, basados en otras disciplinas de la Industria 4.0, se están dando a conocer en los últimos días y cuyo objetivo no es otro que aportar su granito de arena para aligerar la situación actual en la que se encuentra la sociedad.

Una de las principales dificultades a que nos enfrentamos es la falta de sistemas de respiración asistida. Por ello, en las últimas semanas hemos visto surgir diversos proyectos centrados en el desarrollo de nuevos equipos de asistencia médica a la respiración.

Una de las innovaciones que se han puesto sobre la mesa en los últimos días es el respirador desarrollado por el equipo técnico de Largoiko. Se trata de una solución industrial aplicada al sector sanitario que tiene la característica de que puede repetir continuamente un proceso millones de veces (simular la respiración) y cuyo sistema de control es extremadamente sencillo para el equipo médico. Largoiko ha empleado en este desarrollo tecnología de nuestro partner Siemens, compañía que paralelamente se ha unido al proyecto Respira, un dispositivo que facilita la variación del volumen insuflado, frecuencia y relación I:E de manera electrónica, a la vez que permite automatizar los dispositivos de reanimación manual y monitoriza las variables de los pacientes.

El centro tecnológico Eurecat, por su lado, se ha involucrado en múltiples proyectos, además de otras iniciativas propias. Por ejemplo, el Centro Tecnológico anunció que facilitaría la realización de los ensayos necesarios para la validación de la eficacia de las mascarillas que se están produciendo y garantizar así su adecuación a las normas UNE. Desde Eurecat también ponen a disposición del sector industrial sus capacidades tecnológicas en relación con desarrollo de dispositivos y plataformas, materiales, tratamiento de datos, Inteligencia Artificial o Biotecnología.

Por su parte, Igus, una de las compañías líderes en el sector industrial, se ha involucrado en el proyecto The Open Ventilator, un respirador artificial diseñado para ayudar a pacientes con Covid-19 que tienen dificultades respiratorias graves. Este dispositivo está concebido como alternativa por su bajo coste y producción escalable.

Otro de nuestros partners en Advanced Factories 2020, Sothis, ofrece servicios tecnológicos sin coste para ayudar a las empresas a gestionar la crisis de la Covid-19. Se trata, por ejemplo, de servicios de alerta frente a ciberataques, de asistencia en la notificación de brechas de seguridad para cumplir con la normativa de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y de asesoramiento gratuito ante campañas de phishing, (susceptibles de introducir malware o para robar datos personales y suplantar identidades), entre otros. La compañía se ha unido también a la iniciativa todosdesdecasa.es ofreciendo gratuitamente su asesoramiento en configuración y uso de sistemas de teletrabajo. Muchas muestras de apoyo y solidaridad para hacer frente, juntos, a esta crisis sanitaria actual.