8-10 JUNIO 2021
BARCELONA - CCIB

En 2011, la Unión Europea estableció como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 80% y un 95% para 2050, respecto al nivel de 1990. Además, en el Acuerdo de París se adquirió el compromiso de alcanzar la neutralidad de emisiones entre 2050 y 2100 para contener el aumento de la temperatura de la Tierra. Ahora bien, para conseguir este objetivo es necesario iniciar el camino hacia la descarbonización energética.

Las tecnologías energéticas y de descarbonización son decisivas para revertir la situación medioambiental actual. Es por ello que, desde los gobiernos, se están impulsando y apoyando iniciativas que tratan de paliar la emergencia climática en la que nos encontramos. Un ejemplo es el proyecto DIGIBIO, Digitalización de procesos de revalorización energética de biomasa de alto valor añadido, impulsado por el Clúster de la Energía de la Comunitat Valenciana (CECV), la empresa Nuevas Técnicas de Automatización Industrial (Nutai) y el Instituto Tecnológico de la Energía, y financiado por la convocatoria 2020 de Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El proyecto tiene como objetivo desarrollar un sistema digital capaz de captar información y analizar la eficiencia de procesos de revalorización de biomasa orientados a la obtención sostenible de bioproductos y/o bioenergía. Así, DIGIBIO plantea una digitalización completa con el despliegue de herramientas de análisis de la eficiencia energética y con un novedoso sistema de trazabilidad de la energía. Además, añade una capa de información a modo de huella digital energética – productiva para integrar digitalmente toda la cadena de valor productiva.

De este modo, la iniciativa busca obtener los sistemas digitales, tanto autónomos como de información, con los que conseguir mejoras en el rendimiento y un aumento de la productividad, y mejorando la eficiencia energética. El proyecto se encuentra ahora en la fase de desarrollo del sistema de análisis de eficiencia energética y de trazabilidad de la biomasa. En una segunda fase, se desarrollará una aplicación de revalorización concreta para la obtención de bioenergía y biomateriales.

A partir de los resultados obtenidos en el proyecto, se busca convertirlos en oportunidades de mercado para el sector de la biomasa y de los habilitadores tecnológicos, con el objetivo último de profundizar en la creación de nuevos modelos y gemelos digitales de análisis inteligente del uso óptimo de la energía sostenible y circular en procesos de revalorización. Un primer paso hacia la descarbonización energética y la implementación de la industria 4.0 en el sector.