13-15 MARZO 2018
BARCELONA

La transformación digital obligatoria en la industria 4.0 antes del 2020

La transformación digital obligatoria en la industria 4.0 antes del 2020
  • Autor: Advanced Factories
  • Tuesday 11 April, 12:18h

La transformación digital es imprescindible. Para sobrevivir dentro del mundo industrial será necesario que las industrias se adapten cuanto antes a una serie de transformaciones digitales importantes. Todas las empresas que no se unan al cambio estarán destinadas a desaparecer.

Definición del concepto de Industria 4.0

Antes de actuar es fundamental conocer el término dentro del cual nos vamos a mover. La industria 4.0 engloba todos aquellas ideas en torno a la digitalización, automatización de los procesos e innovación. Todo ello enfocado a mejorar la competitividad de las empresas y su avance en los servicios y/o productos ofertados a los clientes.

Para no morir en el intento, será necesario que las empresas se adapten a una transformación digital mucho más profunda antes del año 2020.

Transformación digital: pasos a seguir y áreas sobre las que actuar

La inversión en nuestro país en industria 4.0 está siendo muy relevante, sobre todo, en sistemas de ejecución, pero no tanto en procesos de análisis y ejecución. Para que esta transformación digital conduzca a las empresas hacia el éxito será necesario implementar en:

  1. Sistemas de planificación en la cadena de suministro: La empresas denominadas de gran consumo y con importante volumen de producción deberán mejorar sus cadenas de suministro haciéndolas más flexibles y rápidas. La razón no es otra que tendrán que responder de forma casi inmediata a la demanda que se les presente. Se recomienda el uso de sistemas de planificación basados en la ofimática.
  2. La colaboración entre empresas: Tener un sistema de trabajo colaborativo con otras empresas significará una mejor comunicación y fluidez. Estamos ante lo que se conoce como una cadena de suministro universal lo que supone tener en cuenta a todos los componentes de la empresa, ya sean clientes o proveedores.
  3. Planificación de la demanda: En un futuro próximo esta planificación será realizada de forma matemática mediante algoritmos. Ante una demanda automatizada las empresas serán capaces de anticiparse a los deseos y necesidades de su público objetivo. Para ello, será necesario incluir en las industrias sistemas de anticipación.
  4. Digitalización y monitorización de la producción, la logística y el almacén: La robótica, la realidad aumentada y la realidad virtual serán parte importante de las empresas del futuro. El papel y otros muchas materias primas desaparecerán. Las aplicaciones móviles y el internet de las cosas serán las tendencias dentro del sector industrial.
  5. El cuadro de mandos y el modelo de indicadores: Los métodos tradicionales serán sustituidos por indicadores integrales gestionados por programas ofimáticos. El cuadro de mando de una empresa será inteligente y digitalizado. De esta forma, será capaz de monitorizar todas las claves del negocio, así como su relación entre ellos, de manera que los objetivos empresariales podrán alinearse por departamentos para que toda la empresa trabaje en pro de ellos. El cuadro de mando aportará a toda la empresa por igual, información predictiva basada en causas y efectos.

Todas las empresas que no estén dispuestas a someterse a esta transformación no podrán confiar en un futuro económico próspero.