8-10 JUNIO 2021
BARCELONA - CCIB

El sector industrial afronta un nuevo año con el reto de avanzar en su transformación digital y automatización de sus plantas productivas. Después de que la crisis sanitaria de la Covid-19 pusiera de manifiesto, todavía más, la importancia de tener las fábricas conectadas, automatizadas y que permitan trabajar en remoto, la transformación hacia la industria 4.0 es cada vez más imprescindible.

En este contexto, una de las tecnologías clave para la modernización de los procesos es el Digital Twin (o Gemelo Digital, en español). De hecho, el 70% de las empresas industriales utilizarán esta tecnología para realizar simulación de procesos y evaluaciones de escenarios, según IDC. Es más, MarketsandMarkets apunta que esta tecnología crecerá hasta los 35.800 millones de dólares en 2025.

Gracias al Digital Twin, se pueden recoger datos sobre un producto, su producción o su funcionamiento y crear una copia virtual del mismo. Además, entre el potencial de esta tecnología destaca su capacidad para simular multitud de escenarios que permitan probar cambios en la producción, en los productos o en cualquier punto de la cadena sin afectar a la operación física real. Y es que, gracias a una planta virtual, se podrían generar multitud de escenarios y ver cuál compensa más para mejorar la productividad.

En este sentido, el Digital Twin interviene, principalmente, en tres puntos:

  1. Optimización de procesos. Por ejemplo, si se está realizando un producto a través de modelado por inyección, como una botella de plástico, el gemelo digital permite modificar variables como la temperatura o la presión de manera ágil. Esto permite ahorrar tiempos.
  2. Análisis predictivo. El gemelo digital se puede configurar para que trabaje en un tiempo futuro. De esta forma, si algo falla, los responsables pueden anticiparse a los errores que podría tener la infraestructura.
  3. Simulación de nuevos escenarios. Si se quiere lanzar una nueva pieza, se pueden crear varios modelos virtuales sobre el gemelo digital y testearlos hasta dar con la fórmula correcta, sin alterar la cadena de producción real.

Gracias a sus potencialidades para abaratar costes, flexibilizar la producción, consumir menos y conseguir más calidad, se estima que para este año la mitad de las grandes compañías industriales habrán adoptado gemelos digitales, con una mejora de la eficacia del 10%, según Gartner.

De hecho, según IBM, las ventajas de utilizar el Digital Twin en la industria se podrían resumir en los siguientes puntos:

  • Visualizar productos en uso, por usuarios reales, en tiempo real
  • Construir un hilo digital, conectando sistemas diversos y promoviendo la trazabilidad
  • Refinar hipótesis con análisis predictivo
  • Diagnóstico de averías en equipos remotos
  • Administración de complejidades y nexos al interior de un sistema-de-sistemas

El Digital Twin se está abriendo paso entre las grandes tecnologías que marcarán esta nueva era de la industria 4.0. Una tecnología que no podía faltar en Advanced Factories 2021, y que se analizará y debatirá su aplicación y casos de éxito del 8 al 10 de junio en el Industry 4.0 Congress.