9- 11 ABRIL 2019
BARCELONA - CCIB

5 claves que definirán el empleo del futuro

  • Autor: AF
  • Thursday 18 January, 11:28h

El empleo del futuro está más cerca de lo que puedas imaginar. Aunque las películas de ciencia ficción nos han creado un ideario fantástico con coches voladores, robots que nos hacen la vida más fácil e Inteligencia Artificial invadiendo el mundo cotidiano, lo cierto es que actualmente vivimos una transformación digital que viaja a la velocidad de la luz, pero quizás no tan automatizada como lo veían en Hollywood hace 20 o 30 años.

El despliegue de Internet tanto en los países desarrollados como en los menos desarrollados ha llevado a un conocimiento global con el que se han conseguido grandes avances para la ciencia y también para las relaciones sociales y laborales.

Los métodos de trabajo también han variado considerablemente pasando a grupos multidisciplinares y más heterogéneos. La técnica ha permitido que más trabajadores puedan estar en contacto permanente con homólogos en cualquier parte del mundo. Y el mantra de conocimiento llamado a conocimiento por fin se ha podido hacer realidad gracias a la red de comunicaciones internacional.

El empleo del futuro

La transformación digital definirá el empleo del futuro

Hay informes incluso de la Universidad de Oxford que destacan que

“hasta el 47% de los puestos de trabajo que existen en esta década podrían ser sustituidos por robots o máquinas”.

Ante esta tesitura, es cada vez más importante tener claro qué estudiar o cómo forjar el futuro laboral.

Estos son algunos de los factores que más van a incidir en el mercado laboral en los próximos veinte años:

  • Habilidades transversales: los expertos en recursos humanos lo tienen claro, es imprescindible que trabajadores y empresas ahonden en las habilidades transversales. Se trata de las aptitudes que se ganan además de con el conocimiento, con la experiencia, la inteligencia emocional o la actitud ante la vida. La empatía, la seguridad, el compañerismo o los perfiles dialogantes serán cada vez más necesarios, sobre todo por la gran heterogeneidad de los equipos y los perfiles más multidisciplinares.
  • Big data: la gestión de los datos y de la información y, sobre todo, analizarlos y sacarles partido será una de las claves que determinará las tendencias del empleo del futuro. De hecho, todos los empleos que estén vinculados al big data serán profesiones en las que no se conocerá el desempleo en el año 2040. Cada vez más sectores se suman al estudio pormenorizado de los datos que pululan por todas las redes: los datos que comparten las máquinas, los datos que comparten los usuarios, los datos que esos mismos usuarios dejan en programas o apps… Por ese motivo, los expertos que mejor dominen las cantidades ingentes de información y sepan cómo aprovecharlas, serán los perfiles con mayores salidas laborales.Big Data, una profesión sin paro
  • Horarios reducidos: una de las tendencias que más cambiará el trabajo es la de la estructura de los horarios laborales. Las nuevas generaciones cada vez ven con peores ojos el hecho de estar en una oficina 8 horas al día 5 días seguidos a la semana. Por ese motivo, muchas empresas adaptarán las jornadas a esta nueva tendencia con la posibilidad de teletrabajar, jornadas reducidas, jornadas de hasta 10 horas para no trabajar 3 días seguidos, etc. La fórmula será adaptativa según las necesidades de los empleados y de los empleadores. Muchas grandes empresas ya están empezando a implementar estas mejoras con la flexibilidad horaria para entrar y salir en pro de beneficiar la conciliación familiar y laboral de los empleados. Pero la generación Millennial y la generación Y todavía va un paso más allá y prefiere tener menos ataduras para decidir dónde, cuándo y cómo trabajar.
  • Perfiles multidisciplinares: la multitarea ya es una seña de identidad del inicio del nuevo siglo en todas las empresas pero es una tendencia que no dejará de crecer en los próximos años. El aumento de herramientas digitales y la necesidad de saber manejarlas en diferentes ámbitos hará necesarios perfiles laborales mucho más multidisciplinares. Cada vez hay más rotación en las compañías e internamente se premiará a los empleados que sepan manejarse con más soltura ante cualquier contratiempo y con las aptitudes necesarias para utilizar las nuevas tecnologías. Además de los conocimientos teóricos, se premiará a aquellos trabajadores que se reciclen adoptando nuevos roles gracias a la asunción de nuevos conocimientos.
  • El peso de la creatividad: y pese a que todo lo tecnológico parece que invadirá sin lugar a dudas el mercado laboral, casi cualquier sector de la economía volverá a los orígenes. ¿De qué manera? Poniendo entre las mejores virtudes de los empleados su creatividad. Según uno de los últimos informes del Foro Económico Mundial, ser creativo será más que necesario para cualquier puesto de trabajo en cualquier parte del mundo en los próximos 20 años.

 


Quizá te interese… 
Formación industrial 4.0: transformación digital desde el interior de las empresas