9- 11 ABRIL 2019
BARCELONA - CCIB

Importancia del Big Data en la cuarta revolución industrial

Importancia del Big Data en la cuarta revolución industrial
  • Autor: AF
  • Wednesday 10 January, 06:00h

Las empresas trabajan con un gran volumen de datos todos los días. Una información sumamente importante que se conoce como Big Data y que es esencial para la adaptación de las compañías a la cuarta revolución industrial. Estamos ante un concepto muy a tener en cuenta para la salud de la economía mundial.

La industria 4.0 y el Big Data

El desarrollo de nuevas tecnologías y su implicación con el mundo digital ha supuesto un verdadero cambio en los modelos de negocio. Lo cierto es que Internet se nutre de datos que están suponiendo el nuevo petróleo. Y es que un 83% de las apps que se instalan en los smartphones acceden a datos sensibles que pertenecen al usuario.

En definitiva, la era digital está siendo posible gracias a la gestión, procesamiento y almacenamiento de dicha información. Un valor intangible muy útil para el buen funcionamiento de empresas pertenecientes a todos los sectores.

El negocio de los datos en 2018

Los consumidores son más digitales que nunca. Los procesos industriales están llevándose a cabo mediante inteligencia artificial y realidad virtual. Y las empresas recogen una gran cantidad de información que no todas saben gestionar.

Esta es y seguirá siendo una de las claves para el desarrollo de la cuarta revolución industrial. ¿Por qué? Porque en el año 2020 se prevé que tan solo el 37% de la información generada podrá ser analizada. Esto nos indica que aún queda mucho camino por andar y que las empresas que deseen asegurarse un futuro deberán implantar sistemas para la gestión y el análisis Big Data.

El papel del Big Data en la cuarta revolución industrial

Es importante que las compañías comiencen a cambiar su forma de pensar. Ahora ya no son solamente productoras son también tecnológicas. Por este motivo, es fundamental tener en cuenta en todo tipo de procesos la analítica exhaustiva y el Big Data. Un valor añadido que no podemos olvidar para hacer de nuestras empresas mucho más competitivas.

Y es que el negocio de los datos seguirá creciendo como la espuma llegando hasta los 5.500 millones de euros en Europa durante este año 2018. Las compañías que sepan ver más allá de los riesgos y el miedo que supone la innovación tecnológica, serán aquellas que lograrán sacar el máximo rendimiento al análisis de datos. Una apuesta que, sin duda, traerá grandes beneficios para las empresas que sepan cómo sacar partido a la información que esconden las grandes cantidades de datos generados por las nuevas tecnologías.

Conclusión

El Big Data permitirá que la industria 4.0 sea mucho más fiable permitiendo minimizar los riesgos y abrazar sus beneficios. Gracias a la interpretación, análisis y almacenamiento de la información las compañías contarán con una ventaja competitiva muy potente.

De hecho, algunas empresas ya se han dado cuenta de la necesidad que supone contar en sus plantillas con un delegado de protección de datos (DPO) que asesore y supervise el cumplimiento de la legislación vigente. Y es que la transformación digital está suponiendo un fácil acceso a la información que ha de ser bien gestionada y protegida.