9-11 ABRIL 2024
FIRA BARCELONA - GRAN VÍA
Industria 5.0

Industria 5.0 vs Industria 4.0

La industria es uno de los motores tractores de la economía española y europea. Según el informe de la Comisión Europea (CE) Industry 5.0 – Towards a sustainable, human centric and resilient European industry, entre 2009 y 2019 este sector representó alrededor del 20% del PIB de la UE, creando miles de puestos de trabajo, oportunidades de negocio y riqueza en el conjunto de los Estados Miembro. Sin embargo, la economía actual se enfrenta a desafíos constantes con los que la industria tiene que trabajar, como la globalización, el panorama geopolítico o los fallos en las cadenas de valor.

Así, para tratar estos retos y mejorar aún más la eficiencia, las manufactureras se han tenido que vincular a una innovación continua que, en gran parte, viene de la aplicación de tecnologías digitales cada vez más avanzadas. Tal y como destaca la CE, la ingeniería relacionada con la industria 4.0, como el Big Data o la Inteligencia Artificial, está optimizando una amplia gama de procesos industriales e impulsando su competitividad. Este es un impacto “altamente transformador” que, de acuerdo con el mismo organismo comunitario, se puede igualar a una “cuarta revolución industrial”.

No obstante, hoy en día no todo se sostiene en la industria 4.0, ya que el impacto del covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de replantear los métodos de trabajo existentes y adaptarse a las nuevas realidades. Dicho contexto ha provocado que surja el nuevo concepto de industria 5.0, que revaloriza el crecimiento económico dando importancia no solo a la innovación, sino también a las personas y su entorno.

Una industria más comprometida

El término de “industria 5.0” fue acuñado a principios de 2021 por la Comisión Europea con el objetivo de reenfocar el desarrollo del sector hacia un modelo de producción que utilice la tecnología para ser más competitivo, pero también para generar un impacto positivo en la sociedad. En este sentido, la industria 5.0 no viene para sustituir a la industria 4.0, sino que aparece para complementar el progreso aportado por las diferentes tecnologías y potenciar la relación positiva entre los hombres y las máquinas.

Así, la sostenibilidad, el protagonismo de las personas y la resiliencia se convierten en los tres principales ejes de la nueva industria:

  1. Sostenibilidad, entendida como los esfuerzos para reducir la huella de carbono, fomentar la circularidad y la incorporación de sistemas de producción basados en energías renovables.
  2. Protagonismo de la persona, para tratar los derechos humanos y fundamentales como una prioridad, por ejemplo, con el Reglamento General de Protección de Datos, y para que los trabajadores se beneficien de la transición digital y de las ventajas de la tecnología.
  3. Resiliencia, considerada como la capacidad de adaptarse a las situaciones económicas y comunitarias difíciles, y de tomar medidas para una recuperación basada en las prioridades ecológicas, digitales y sociales.

Precisamente, Advanced Factories ya abordó en su pasada edición estos tres ejes que marcarán el futuro de la industria, y este año el Industry 4.0 Congress seguirá haciendo hincapié en el cambio que supondrá la industria 5.0 en el sector. Porque en este momento de cambio acelerado, la clave es la integración de las características de la industria 5.0 en el sector manufacturero para dar respuesta a los desafíos actuales y tratar a la tecnología desde un punto de vista más responsable y comprometido con las personas y la sociedad.

Si aún tienes dudas sobre qué es la industria 4.0 y sus características, te recomendamos que leas nuestro post sore el Origen de la Industria 4.0