18-20 ABRIL 2023
FIRA BARCELONA - GRAN VÍA

Anteriormente a esta revolución, fue la máquina de vapor la que puso patas arriba al sector industrial. En la actualidad, la cuarta revolución industrial se está haciendo cada vez más patente. La robótica junto con otros avances tecnológicos están cambiando la manera de entender la industria.

Los cambios de la 4ª revolución industrial

Durante este año 2016 se han experimentado una serie de disrupciones que han supuesto la ruptura con todo lo que conocíamos hasta ahora a nivel tecnológico. Términos como realidad virtual, inteligencia artificial, robótica, drones, impresoras 3D, nanotecnología o industria 4.0 se están haciendo cada vez más habituales en nuestro lenguaje.

La cuarta revolución industrial jugará un papel trascendental en los próximos años. De hecho, un estudio realizado por el Barómetro Global de Innovación 2016 de General Electric (GE), refleja que el 70 % de los ejecutivos tienen expectativas positivas acerca de esta cuarta revolución industrial. Según este informe, los mercados emergentes, principalmente en Asia, son los que están adoptando una innovación más disruptiva que en los otros países de las economías desarrolladas.

Está demostrado que las empresas más innovadoras son las que encontrarán mayores oportunidades de mercado. La creación de productos nuevos en lugar del perfeccionamiento de los ya presentes, será más valorado por los nuevos consumidores. La creación de nuevos mercados aún inexistentes, será parte de esta cuarta revolución industrial. Del mismo modo, que lo será la aparición de nuevos puestos de trabajo.

La industria 4.0

Todos hemos oído hablar de coches que se conducen solos, robots inteligentes, industrias automáticas, etc. Pero ¿en qué consiste realmente la industria 4.0?

La también conocida como industria inteligente o ciber-industria del futuro corresponde a una nueva forma de organizar los sistemas de producción. La industria 4.0 nace con la eminente supuesta aparición de la cuarta revolución industrial. Los rápidos avances en tecnología han obligado a muchas empresas a adaptarse urgentemente al cambio, digitalizando así, sus industrias. La industria 4.0 se caracteriza por:

  • Sistemas ciber-físicos.
  • Industria y productos inteligentes.
  • Servicios relacionados con el «Internet de las cosas».
  • Sistemas de automatización de las empresas.
  • Big Data.

Para que el paso hacia la industria 4.0 sea mucho más llevadero existen los llamados habilitadores digitales. Ellos son los encargados de hacer que nuestra industria explote todo su potencial. Los habilitadores digitales son un conjunto de tecnologías que permiten la hibridación entre el mundo físico y el mundo digital. Esta hibridación convierte a las empresas en industrias inteligentes o industrias 4.0.

En definitiva, la cuarta revolución industrial conllevará una serie de retos para las compañías que no deseen quedarse atrás. Investigación e innovación caminarán de la mano para asegurar el futuro de muchas empresas. Se demandarán empleos de trabajo relacionados con la ciber ingeniería,  la robótica y la inteligencia artificial. El mundo está cambiando y debemos adaptarnos a él para conseguir evolucionar. Algo que no es nuevo y que lleva pasando desde que el hombre está en la Tierra. Por algo siempre se habla de evolución en todo lo que al ser humano se refiere.