20-22 ABRIL 2021
BARCELONA - CCIB

En un entorno cada vez más conectado y digital, todas las plantas industriales, tarde o temprano, acabarán sufriendo un ciberataque. En el Foro Económico de Davos de este año se afirmó que el impacto global de los ciberataques podría llegar a los 6 billones de dólares en 2021. Una situación que inquieta a las empresas españolas, situando el riesgo informático como el que más preocupa a las compañías, según un barómetro de la aseguradora Allianz. Además, un informe de Panda Security asegura que la ciberseguridad es el segundo mayor quebradero de cabeza de los máximos directivos españoles.

Ante esta situación y preocupación cada vez mayor por los posibles ciberataques que puedan sufrir las industrias, las empresas deben contar con un plan robusto para reducir los tiempos de respuesta ante estos ciberataques y poder contener los efectos negativos que este pueda tener en la producción. Unas medidas de ciberseguridad esenciales para, no solo evitar pérdidas de producción, sino también mantener a salvo la propiedad industrial de la compañía. ¿Por qué es importante la ciberseguridad en la industria 4.0?

  • Protege los procesos tecnológicos de las empresas: la industria 4.0 se sostiene, principalmente, en el mundo tecnológico/digital y, cada vez más, en la inteligencia artificial. Un hecho que obliga a replantear las medidas de seguridad enfocándolas, sobre todo, en la informática.
  • Asegura los datos confidenciales: todos los dispositivos conectados de la industria 4.0 recogen grandes cantidades de datos de las diversas fases del proceso de producción. Unos datos que deben protegerse porque, además, muchas veces son datos confidenciales relativos a la producción de la fábrica o empresa.
  • Previene ataques de manera integrada: la correcta implementación de medidas de ciberseguridad previene ataques internos y externos en las industrias de manera integrada, desde el nivel de gestión de una planta hasta el nivel de campo, así como desde el control de acceso al resguardo de la propiedad intelectual de las fábricas inteligentes.
  • Ayuda a clasificar eventuales riesgos y amenazas: el primer paso para un protocolo de ciberseguridad es evaluar el estado actual de la industrial, lo que permite detectar y clasificar eventuales riesgos y amenazas, así como posibles vulnerabilidades de la organización. Esto permitirá determinar las adecuaciones necesarias que deben incorporarse para alcanzar el nivel de seguridad recomendado.
  • Software altamente fiable: la industria 4.0 integra nuevos dispositivos tecnológicos con sistemas de control en las fábricas, basados en la IoT. La ciberseguridad es esencial para proteger toda esta estructura de datos en la nube con softwares altamente fiables de protección de acceso a servidores.

Según el Centro de Ciberseguridad Industrial (CCI), España es el quinto país del mundo con más sistemas que controlan todo tipo de instalaciones y procesos industriales conectados a Internet. No obstante, las pymes son las más vulnerables frente a los ciberataques. Es por eso que Advanced Factories ha acogido el Foro de Ciberseguridad Industrial para poner de relieve las claves, planes y medidas relacionados con la ciberseguridad y ayudar, así, a su implementación en la industria de nuestro país.