9- 11 ABRIL 2019
BARCELONA - CCIB

Distintos tipos de nube y su tendencia en 2019 para la industria 4.0

Distintos tipos de nube y su tendencia en 2019 para la industria 4.0
  • Autor: Advanced Factories
  • Monday 26 November, 09:00h

La gran cantidad de datos que se recopilan a partir de los sensores de máquinas inteligentes y dispositivos de Internet de las cosas hace necesario utilizar mucho espacio de almacenamiento. La información que se recaba en muchos sectores de la industria que han dado el paso a la industria 4.0 hace necesario contar con facilidades para guardar datos que exceden a las que pueden mantener en sus instalaciones. Por eso utilizan la nube para guardarlo. Pero no solo lo hacen en un formato de nube. Sino en uno o varios de los tipos de nube que más les convienen.

Generalmente, cuando las empresas se dan cuenta de que necesitan más espacio de almacenamiento, suelen contratar almacenamiento en uno de los tipos de nube disponibles: pública o privada. También se puede optar por una combinación de las dos. Entonces se utiliza lo que se denomina una nube mixta. Pero ¿en qué se diferencian y cuál es la tendencia en almacenamiento para la industria 4.0?

Tipos de nube: pública, privada y mixta

La nube pública se caracteriza porque los recursos que la hacen posible pertenecen a un tercero. Este, que funciona como el proveedor del almacenamiento, cuenta con los servidores para almacenar datos. Además, se encarga de administrarlos. Un ejemplo de este tipo de nube son Azure de Microsoft o AWS de Amazon.

En cuanto a la nube privada, es la que está compuesta por recursos que utiliza una empresa en exclusiva. Se puede encontrar en un centro de datos local dentro de la misma empresa. O también contratar un centro de datos de un proveedor externo en su totalidad (o construir uno o varios). En estos casos, es la empresa la que, por medio de un equipo técnico de empleados, se encarga de su gestión y mantenimiento. Tanto del hardware como del software. También puede subcontratarlo a una empresa externa, en caso de no contar con suficientes empleados que puedan hacerlo.

La nube mixta es la que combina los dos tipos de almacenamiento. Normalmente, cuentan con almacenamiento en centros de datos propios o en exclusiva para grandes volúmenes de datos. Generalmente, los que recopilan antes de analizarlos. Luego, una vez analizados, pueden utilizar la nube pública para guardar los resultados, así como otro tipo de información sensible.

Tendencias en el uso de la nube por parte de la industria 4.0

En los próximos meses se va a afianzar una tendencia en la industria que ya viene observándose en los últimos meses: el uso de la nube mixta gana terreno. Básicamente, muchas empresas se están dando cuenta de que usar solo un tipo de nube no es la mejor opción. Tampoco contar con un centro de datos en exclusiva. A veces, necesitan utilizar varias. Por lo tanto, lo que están haciendo es usar los distintos tipos de nube. Y conectarlas entre sí.

De esta manera, las empresas cuentan con distintas nubes conectadas, con las que cubrir sus necesidades. Estas pueden cambiar, ya que pueden necesitar solamente almacenamiento de datos, seguridad, analítica o desarrollo de apps. Esto está llevando a un nuevo concepto de nube, denominado multicloud. Se traduce más o menos como “nube múltiple”. Se refiere a una nube formada por varios tipos de nube que están interconectados entre sí. La opción de nube que más atractivo tiene por tanto para las empresas de cara a 2019, es la multicloud.